Curiosidades de la meditación

Curiosidades de la meditación-PuroIngenio

La práctica de la meditación ha ganado seguidores a lo largo de esta pandemia. Las personas desean encontrar su paz interior, evitar las sensaciones de inseguridad y sobre todo desestrezarse ante lo incierto. Seguramente habrás escuchado muchas cosas sobre sus beneficios.

La meditación es una práctica milenaria encierra mensajes profundos sobre nuestra propia naturaleza. La ciencia nos ha desvelado muchos de los secretos que encierra esta práctica y se ha comprobado la importancia de aprender a relajarnos, a concentrarnos en nuestra respiración y calmar nuestra mente. 

Los beneficios de la meditación son muchas, esta práctica oriental milenaria no solamente sirve para ordenar nuestra mente, sino también para que cambiemos nuestra actitud ante el mundo que nos rodea, para ser más tolerables, respetuosos y responsables con nuestro cuidado personal, y para que aprendamos a relacionarnos con los demás de una forma honesta y amorosa.

No es de extrañar que su práctica se haya extendido como la pólvora en nuestra cultura, aumentando en estos tiempos. Es algo que necesitamos y lo buscamos en nuestro día a día. Un respiro, un espacio sagrado para escucharnos y atender a nuestras necesidades. Eso es lo que supone para muchos la meditación.

Al meditar ejercitas tu cerebro, lo estás entrenando para que se alinee con los sentimientos y puedas manejar mejor tus pensamientos. Entre más prácticas la meditación más ejercitas la concentración, tu paz interior y tu habilidad para dejar fluir cada pensamiento sin estancarte demasiado tiempo en alguno que esté perjudicándote, o no dejándote vivir el momento presente.

Cuando adquieres el hábito de meditar, entiendes lo mucho que te sirve esta práctica para indagar y comprender tu propia naturaleza. Tu cerebro se ve fortalecido. Esto ha sido posible entenderlo mejor a través de la ciencia, que con sus investigaciones han observado como las personas que han pasado hasta 20 años meditando en su día a día, tienen un mayor volumen de materia gris. Al compararlo con personas de la misma edad que no hicieron meditación obtuvieron resultados sorprendentes: “Esperábamos que la diferencia fuera mínima”, dijo Florian Kurth, autor del estudio, “sin embargo, observamos un amplio abanico de efectos de la meditación en distintas áreas de todo el cerebro”. Se descubrió que realizar meditación a largo plazo hace que envejezca menos nuestro cerebro.

La meditación rivaliza en efectividad con ansiolíticos y antidepresivos. Estudios demuestran que la práctica de la meditación continuada ayuda a reducir los niveles de estrés y los efectos de la depresión. El estudio fue realizado por la Universidad John Hopkins en 2014 pudo establecer en sus investigaciones una relación entre la práctica de la meditación y la capacidad para reducir los síntomas propios de la depresión el dolor y la ansiedad.

Su impacto fue similar al que tienen los medicamentos para tratar la depresión. Por lo que se concluyó que la meditación es una poderosa herramienta que complementa a estos medicamentos para paliar los síntomas de la ansiedad y depresión.

Es un entrenamiento activo de la mente. Se creía que meditar era un proceso pasivo, en el que te sentabas y no hacías nada. Gracias a los conocimientos que hemos podido adquirir sobre la meditación, hoy sabemos que eso no es cierto. La práctica meditativa es una forma de entrenar nuestro cerebro. Se trata de un proceso activo de la mente que nos ayuda a aumentar la conciencia.

A través de la meditación podemos enfrentarnos a una adicción.  Diversos estudios, uno de ellos llevado a cabo por la Sociedad Estadoudinense del Pulmón, dio a conocer los beneficios de la meditación para aprender a dejar de fumar, siendo incluso más efectiva que los programas que están destinados a terminar con esta adicción. Se concluyó incluso que la duración de su efecto es mayor que la de los tratamientos tradicionales.

Asimismo, hemos revelado anteriormente la práctica meditativa nos ayuda a adquirir una mayor conciencia, y esto supone una gran herramienta para cambiar de actitud con respecto a las adicciones. De esta manera utilizamos el potencial de nuestra mente para desengancharnos de aquello que nos perjudica.

Meditar te ayuda a que pongas más los pies en la tierra y te acerques a tu realidad, para que tomes decisiones conscientes y consecuentes con tu estado de bienestar. Esta amplitud de conciencia podrás aplicarla a cualquier ámbito de tu vida.

Compartir en Google Plus

Sobre Lizz Santana

    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario