Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida

De tal dueño, tal gato.
Coincidencias así solo pasan una vez en la vida y es bueno saber que alguien pudo capturarlas en una foto justo a tiempo:


Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
A este periodista la cámara le hizo crecer el cabello.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Ese momento en el que descubres eres una media (o calcetín).

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
No se percato que no era un perro real.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Disfrutando del hermoso parque acuático

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
A este peatón se lo lleva un ovni

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Heisenberg, ¿Eres tú?

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
 La prueba que vas a la moda.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Esta bien Gene Simons, toma un helado.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Esta solo la entenderán los de mente pervertida.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Descubrió que sus antepasados también amaban la cerveza.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Que sensual chica con bigote.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Ahora de seguro que no se va a comer esa galleta.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Taylor Swift debe estar orgullosa

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Este sujeto encontró su gemelo perdido en televisión.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Ahora sabe de donde sacaron los colores para el diseño de su chemise.

Coincidencias WFT que solo suceden una vez en la vida
Una mancha en un lugar inoportuno.

Compartir en Google Plus

Sobre Carlos Guerrero

    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario