5 Cosas que nuestras mamás no nos cuentan

vestidosdebebes

Ha llorado por ti. Con frecuencia.

Desde el primer día en que se enteró que estabas en su vientre hasta el sol de hoy, ha llorado en silencio, de emoción o de preocupación, aunque no te lo diga ella sufre tu dolor y celebra tus triunfos.



Sintió dolor.

Sintió dolor cuando te trajo a este mundo, cuando le diste su primer pellizco, cuando te amamantaba y le mordías el pezón. Tu traída a este mundo fue una gran prueba que ella orgullosamente supero. 


Se preocupa por ti. Siempre.

Porque su razón de ser ha sido el protegerte, siempre serás su bebe, su pedazo de alma, es por ello que se preocupa tanto cada vez que sales y pasan las horas sin saber de ti, el amor es tan profundo que cualquier cosa que te pase sería equivalente a una herida muy fuerte a su corazón y a su espíritu. 


Ella sabe que no es perfecta.

Sin embargo se esfuerza todos los días para ser tu ejemplo a seguir. Ella es su principal crítico, por las noches piensa sobre todo sus errores y se culpa de haberlos cometido. Ella quiere ser perfecta, pero no para sí misma, si no para ti, para siempre darte la felicidad que mereces. Lo que ha hecho, lo ha hecho lo mejor que ha podido.


Ella te mira cuando duermes.

Si, así como lees, desde que naciste lo hace, siempre quiere asegurarse de que estés bien y de que duermas cómodamente, unas veces lo hizo sentada pero la mayoría te observo estando de pie, en silencio, cuidando tus sueños, orando por ti, por tu bienestar y por tu salud.
Compartir en Google Plus

Sobre Enrique Acosta

    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario